Archivo de la categoría: citas

Imagen

Ciudad caminable

Una ciudad caminable no es en la que la gente puede caminar sino donde la gente prefiere caminar.

2016-05-10-16-56-07

Introducción de Muerte y Vida de las grandes ciudades.

Los urbanistas, los arquitectos que diseñan la ciudad y aquellos que han sido arrastrados por ellos en sus creencias no desdeñan conscientemente la importancia de saber cómo funcionan las cosas. Por el contrario, han hecho esfuerzos agónicos para aprender lo que han dicho los santones y los sabios del urbanismo moderno y ortodoxo sobre cómo deben funcionar las ciudades y sobre lo que debe convenir a los humanos y a los negocios que las habitan. Y lo asumieron con tal devoción que, cuando la realidad contradictoria se interpuso y amenazó con desmantelar su bien ganada sapiencia, tuvieron que encogerse de hombros y dejar de lado la realidad.

Jane Jacobs. Muerte y vida de las grandes ciudades.

descarga

Escribir una leyenda

La gran pregunta: ¿podemos tener venta informal en banquetas amables para peatones?. Recuperado de: http://derivelab.org/blog/venta-informal-en-banquetas-amables-para-peatones

Cita

Fred Kent

“If you plan cities for cars and traffic, you get cars and traffic.  If you plan for people and places, you get people and places”.

Fred Kent.

Lugares para caminar.

Oscar Niemeyer

¿La casa es como una máquina? ¡No! Lo mecánico es feo. La regla es lo peor. Lo que deseo es romperla.

Oscar Niemeyer

evolución y pensamiento.

‘Si uno no cambia, no evoluciona y termina por dejar de pensar’.  

Rem Koolhaas

arquitectura y amor

‘La arquitectura nace de la necesidad de amar’.
 
Benjamín García Saxe

-así-

Como el osnap para el autocad, así.

 
 

Germán del Sol

‘No puedo pensar la arquitectura mirando planos, tengo que pensar la arquitectura leyendo poesía y preguntándome ¿qué es lo que le importa a la gente? Lo que le importa es lo que voy a darle. Por eso decimos: “me olvido de la arquitectura”. Pero para olvidarla, primero uno tiene que aprenderla. Después la olvida. Porque cuando ya sabes escribir no estás pensando en escritura, estás pensando en lo que vas a decir y, por lo tanto la ortografía ya no te ocupa.
Para todo lo demás es igual. Uno no puede estar enamorado de alguien pensando en el amor. O leyendo libros sobre cómo amar. No. Te gusta mucho alguien y te olvidas del amor para amar y no quedarte en teoría. Mientras estás con ella, no te pasas pensando: ¿el amor será esto, o será esto otro? No. El amor se siente como una fuerza interior que te moviliza entero. La arquitectura también. Uno se dice: “sabes qué, ahora yo voy hacer lo que se me dé la gana, porque ya sé cuál es mi objetivo’.
 
Germán del Sol