Kurmi, arco iris.

Soy una mujer que le encantan los colores. Mi favorito es el azul, me encanta el naranja.  Por eso, siempre que veo imágenes así me pregunto el por qué nuestros indígenas  son tan coloridos.

Así que hoy leyendo y yendo de un blog a otro, descubrí que nuestros pueblos también tienen una “proporción sagrada”, la cual se deriva de la cruz del sur.

La proporción sagrada es la relación entre los brazos de la cruz del sur: si el lado de un cuadrado era el brazo menor, el mayor salía siendo la diagonal exacta. Así halló el cuadrado y su diagonal, la proporción sagrada, la proporción andina.

Imagen tomada de: Astroturismo.com

Tomado de: “La Chacana, la cruz cuadrada andina, el símbolo más importante de la cultura andina”

Está proporción se representó en este gran cuadrado (7 cuadrados x 7 cuadrados) toma el nombre de wiphala. El cual simboliza el renacimiento de los pueblos originarios. El cuadrado es el símbolo de la igualdad y de la armonía. Pero el wiphala “está pintado”, ellos usaron los  colores del kurmi, o sea del arco iris. Cada color representa y materializa una energía, un día de la semana.

El wiphala sirve como un patrón, que es usado en vestimenta, tejidos, etc.

Quizá la respuesta al por qué nuestros pueblos son tan coloridos sea tan obvia, pero hoy nadie me quita esa emoción que sientes al descubrir algo, aunque sea algo taan claro.

Los colores vienen del arco iris, del fabuloso kurmi. Ellos al igual que yo hemos caído fascinados ante esto:

Al este, un arcoiris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s